Menu

Normas para las mujeres con infecciones urinarias de repetición

  • Debe beber de 2 a 3 litros al día; ello le permitirá orinar cada 2 o 3 horas aproximadamente. Retener la orina y "aguantar" más de 4 o 5 horas fuerza su capacidad vesical, aguale hace no vaciar su vejiga completamente y a la larga deteriora la contracción de su vejiga.
  • Debe tomarse su tiempo en el WC para completar la micción y asegurar un vaciado completo de la vejiga, incluso realizando presión abdominal.
  • Debe orinar antes y después de cada relación sexual.
  • Debe lavarse la zona genital solo una vez al día, con jabones con ph 5 o 5.5, de vagina hacia ano y secando bien la zona. Nunca debe autotratarse con antibióticos. Si tiene sintomatología de infección de orina (dolor al orinar, ir más veces, urgencia miccional, etc.) debe recoger de forma correcta una orina (no necesariamente la primera de la mañana), entregarla en un laboratorio y pedir visita en su médico.
  • La muestra de orina se analizará para sedimento y cultivo; el resultado del primero está en 15-30 minutos, y entonces el médico de familia, de urgencias o cualquier médico guiado por el último cultivo positivo que tuviera guardado (con antibiograma específico) le puede dar un tratamiento antibiótico que le mejorará. El resultado del cultivo estará en 2 o 4 días; con el mismo sabremos qué bacteria le produce la infección y que antibióticos sirven (y cuales no). Con este cultivo debe acudir a consulta para orientar el tipo, pauta y duración del tratamiento.
  • El no realizar correctamente estos pasos puede generar resistencias a los antibioticos. Entrará en un círculo vicioso de infecciones mal curadas o persistentes.
  • Puede completar su dieta con un vaso o dos de zumo o jarabe de arándanos al día, también en comprimidos (herboristerías y farmacias).
  • Cuando tenga una infección de orina, NO debe tener relaciones sexuales en los 10 días posteriores.
  • Si es mujer menopáusica, la aplicación de una crema de estrógenos diariamente en labios menores y meato urinario le protegerá de las infecciones.  
Leer más ...

Presencia de sangre en orina - Hematuria

La hematuria se define como la presencia de 3 o más hematies x campo en una muestra de orina centrifugada.hematies

El estudio y tratamiento de la hematuria implica prácticamente el conocimiento de toda la urología, ya que cualquier estructura, desde el riñón hasta el prepucio, puede sangrar. Si la hematuria es visible se denomina MICROSCÓPICA MACROSCOPICA (lo cual suele ocurrir a partir de 100 hematies x campo) y si no es visible se denomina MICROSCÓPICA. El predominio de hematuria microscópica asintomática (es decir sin otro síntoma acompañante) en los hombres adultos y las mujeres postmenopausicas se encuentra entre el 10 al 20 por ciento. De este porcentaje se encuentran lesiones importantes en el 18%.

riñonUna causa médica de hematuria es la necrosis papilar (trastorno de los riñones en el cual todas o parte de las papilas renales mueren). Esta condición debe ser considerada en las pacientes con el mellitus de la diabetes

Otras causas de hematuria incluyen: tumores de las vías urinaria (cálices, pelvis, uréteres, vejiga y uretra), litiasis, hiperplasia benigna de próstata (HBP) e infecciones urinarias. Causas Especiales:  

  • Tras ejercicio intenso
  • Por eliminación excesiva en orina de calcio o ácido úrico (hipercalciuria e hiperuricosuria)
  • Endometriosis (presencia de tejido uterino en la via urinaria)
  • Tratamiento previo con CICLOFOSFAMIDA (quimioterapia)

Coluria: significa que la sangre es oscura por la presencia de sustancias diferentes a la sangre y una simple tirilla reactiva o un sedimento nos permiten el diagnóstico.

Se debe estar atento para descartar falsas hematurias ya que en la orina puede aparecer oscura en otras situaciones; así tenemos que algunos medicamentos como la Fenoftaleina (que lo llevan algunos laxantes) pueden simular una hematuria.

Por otro lado, algunos alimentos como Remolacha (Beeturia), Moras, Ruibardo, Setas, Zarzamora…también pueden teñir la orina de rojo.

La alta incidencia de neoplasias (39% de pacientes con hematuria) obliga a no retrasar nunca el diagnóstico, el cual se basa en una analítica de orina, radiografia simple de abdomen, ecografía, cistoscopia (revisión endoscópica de la vejiga) y TAC.

Habitualmente la HEMATURIA MACROSCÓPICA es un síntoma muy impactante para el paciente y éste suele acudir a urgencias hospitalarias. En los pacientes sin síntomas urológicos significativos, la HEMATURIA MICROSCÓPICA se descubre ocasionalmente en un urinoanálisis de rutina con lo cual el estudio se debe realizar sin demora.  

Leer más ...

Tratamiento de la incontinencia urinaria de urgencia con la toxina botulínica tipo A

La toxina botulínica tipo A (Botox) inyectada en la vejiga es tan eficaz como los medicamentos para el tratamiento de la incontinencia urinaria de urgencia en las mujeres, aunque la inyección tiene el doble de probabilidades de resolver completamente los síntomas.Estos hallazgos han sido publicados en 'The New England Journal of Medicine' por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos e investigadores de la Universidad de Loyola, en Chicago.

botoxTradicionalmente, la incontinencia de urgencia se ha tratado con anticolinérgicos, que reducen las contracciones de la vejiga. Sin embargo, muchas mujeres que toman estos medicamentos experimentan efectos secundarios, como estreñimiento, sequedad de boca y ojo seco.

Antes de este estudio, Botox era utilizado solo en mujeres que no responden a la medicación oral tradicional, sin embargo, esta investigación apoya el uso de cualquiera de los dos enfoques como primer tratamiento. Se estima que el 15,7% de las mujeres en Estados Unidos sufren incontinencia urinaria, y las mujeres tienen el doble de probabilidades de sufrir incontinencia urinaria que los hombres.

El nuevo estudio evaluó a 241 mujeres con el trastorno. Un grupo de participantes recibió 6 meses de medicación oral diaria, más una inyección de solución salina. El otro grupo recibió una inyección de Botox, además de una cápsula de placebo oral diaria. Al comienzo del estudio, las pacientes tenían un promedio de 5 episodios de incontinencia de urgencia al día.

El promedio de reducción de los episodios de más de 6 meses fue de 3,4 con medicación oral y de 3,3 con Botox. La proporción de mujeres con una resolución completa de la incontinencia de urgencia fue del 13% con anticolinérgicos y del 27% con la toxina botulínica. La calidad de vida mejoró en ambos grupos, sin que se observaran diferencias significativas entre ambos. Más participantes en el grupo de anticolinérgicos informaron de boca seca (46% frente 31%), mientras que el grupo de la toxina botulínica experimentó más infecciones del tracto urinario (28% frente a 15%) y vaciamiento incompleto de la vejiga, lo cual requiere cateterismo vesical temporal (5% frente al 0%). "Estos resultados ayudarán a los médicos a sopesar las opciones de tratamiento para las mujeres y hacer recomendaciones basadas en las necesidades individuales de las pacientes"  

Leer más ...

El cáncer de próstata

Cada año se detectan en España unos 18.000 nuevos casos de cáncer de próstata siendo el tumor más frecuente en hombres, no obstante, el 90% de los casos son potencialmente curables.

Casi siempre se diagnostican entre los 55 y los 70 años. Hoy por hoy no existe ningún programa de screening asociado a la edad, de tal forma que la enfermedad se diagnostica en hombres que previamente acuden al urólogo por otros problemas.

La detección del cáncer de próstata sólo se produce cuando los pacientes acuden con un problema distinto, a partir del cual se le realiza una exploración más exhausta que permite diagnosticarlo, o en personas que tienen antecedentes en su familia. A esto ha ayudado la pérdida progresiva del “miedo a acudir al urólogo”. La sociedad ha cambiado y cada vez son más los hombres que acuden a la consulta del urólogo.

Esto hace que el tumor se descubra en fases muy localizadas, lo que hace que el pronóstico sea mejor y la mayoría de los pacientes puedan curarse gracias a la cirugía y al uso de radioterapia, o a la combinación de ambos tratamientos.

En pacientes de mayor edad o en quienes el tumor está extendido el pronóstico varía y, con frecuencia, es necesario recurrir a terapias hormonales o a quimioterapia.

Cuando se manifiesta en pacientes mayores de 85 años a veces ni siquiera se trata, salvo que se encuentre muy avanzado o tenga un comportamiento agresivo, porque su evolución natural no va ni mermar su vida ni a condicionarla, el paciente fallecerá con su cáncer de próstata pero no por su cáncer de próstata.

Exactamente la mejora de la calidad de vida es uno de los primordiales objetivos que persiguen los afectados por estos tumores, que en muchos casos han de soportar síntomas asociados al tratamiento de la enfermedad.

Los dos síntomas más frecuentemente asociados con el tratamiento son la incontinencia urinaria y la impotencia, los cuales afectan mucho, sobre todo psicológicamente, a los pacientes sometidos a los diversos tratamientos existentes. En estos casos es fundamental dirigir una correcta información al paciente.

Hoy en día, gracias a las mejoras técnica, estos problemas se han reducido, y la incontinencia urinaria, por ejemplo, apenas afecta a un 2-3% de los pacientes después de haberse sometido a la cirugía. En el caso de la impotencia, el riesgo varía en función del tipo de cirugía utilizada. La potencia sexual se puede mantener en el 70 u 80% de los casos, aunque a veces es necesario ayudarse de medicación.  

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Login or Registro