Menu

Cáncer de próstata: Factores de Riesgo

El cáncer de próstata, como la mayoría de los cánceres, no produce síntomas en sus fases iniciales. Por tanto el varón debe acudir al urólogo siempre que presente algún cambio o molestia en su micción y el especialista le indicará los estudios que han de realizarse y la posibilidad de hacer estudios de detección de cáncer de próstata. La detección precoz es clave para aumentar su probabilidad de curación. Cuanto más tarde se diagnostique el cáncer menos probable es su curación. Actualmente no se conocen completamente las causas del cáncer de próstata, si bien se considera que diversos factores pueden contribuir al riesgo global, incluyendo los antecedentes familiares, el origen étnico, la dieta y factores ambientales. Hay una serie de factores que se relacionan con una mayor incidencia de cáncer de próstata:

Edad

El cáncer de próstata es uno de los tumores más directamente relacionados con la edad. De forma excepcional aparecen antes de los cuarenta años. Algunos estudios han demostrado que la incidencia anual de nuevos casos oscila entre el 0,1% y el 1% en varones con edades comprendidas entre 60 y 80 años, siendo mayor el riesgo de padecer cáncer de próstata cuanto más avanzada es la edad.

Etnias

El cáncer de próstata es más frecuente en la raza negra que en la raza blanca, probablemente por razones genéticas y/o dietéticas

Factores genéticos

Aunque todavía no se han identificado todos los genes que se encuentran mutados en el cáncer de próstata, existe evidencia de una fuerte asociación entre este tipo de cáncer y componentes genéticos. Se ha observado que hasta un 42% del riesgo de cáncer de próstata está asociado a factores hereditarios, multiplicándose este riesgo por dos cuando existe un antecedente familiar de primer grado (padre, hermano). El diagnóstico a edad temprana en el familiar de primer grado también aumenta el riesgo de presentar este tipo de tumor. Un estudio ha demostrado que cuando un hermano gemelo tiene cáncer de próstata la posibilidad de que el otro gemelo lo padezca es mucho mayor.

Alimentación

 Algunos estudios han asociado una mayor incidencia de cáncer de próstata con la ingesta de determinados alimentos:

  • Dieta rica en grasas animales puede favorecer el desarrollo del cáncer de próstata, en especial la ingesta de grasas animales que contengan grandes cantidades de alfa-linolénico y pequeñas cantidades de ácido linoléico.
  • Una alimentación con una baja proporción de vegetales parece ser un factor de riesgo añadido para desarrollar cáncer de próstata. Por el contrario, se ha constatado que la ingesta de brócoli y coliflor se asocia con una disminución del riesgo de cáncer de próstata.
  • La ingesta de alimentos con elevadas cantidades de licopenos, como por ejemplo el tomate, también se asocia con una menor incidencia de cáncer de próstata, debido a que tiene componentes antioxidantes.
  • La ingesta de soja, debido a que contiene flavonas e isoflavonas, también tiene un efecto protector sobre este tipo de tumores, lo cual podría explicar la baja incidencia de cáncer de próstata en los varones asiáticos.
  • El consumo de café para asociarse con una disminución del riego de cáncer de próstata fatal o metastásico. Varios estudios han demostrado que la incidencia de este tumor es inversamente proporcional al consumo de café.
  • En cuanto a los suplementos vitamínicos, parece que existe una relación directa entre el consumo de polivitamínicos o de suplementos dietéticos de ácido fólico o zonc en el riesgo de padecer cáncer de próstata.
  • No existe una relación entre el consumo de menos de 50g/diarios de alcohol y el cáncer de próstata, pero sí cuando la ingesta se eleva por encima de 50 gramos. A partir de esa cantidad aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad.

Niveles hormonales

Diversos estudios han señalado que los niveles de hormonas sexuales masculinas (testosterona o dihidrotestosterona) no se asocia con un incremento del riesgo de cáncer de próstata. 

Obesidad

No está clara la asociación entre obesidad y riesgo de cáncer de próstata. Tampoco se ha demostrado que la realización de actividad física de forma regular reduzca la incidencia de cáncer de próstata. Aunque no se ha demostrado influencia en el riesgo, si parece empeorar el pronóstico en la enfermedad localizada y localmente avanzada. &nbsp

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Login or Registro